Displasia cervical: tratamiento

A menudo, con displasia leve, no se necesita tratamiento. En la mayoría de los casos, la displasia leve se resuelve por sí misma y no se vuelve cancerosa. Su médico le puede recomendar un seguimiento de 6 a 12 meses para ver si hay cambios adicionales. Si usted tiene una displasia severa, su médico le puede recomendar un tratamiento como la cirugía u otros procedimientos para eliminar las células anormales.

Si tiene una displasia leve o grave, es probable que su médico le recomendará las pruebas de Papanicolaou cada seis meses, o con displasia leve, la prueba del VPH cada año para controlar su estado y detectar recidivas de displasia. Después de dos pruebas consecutivas de Papanicolaou normales, su médico probablemente le recomendará la reanudación de frotis de Papanicolaou anuales si usted ha tenido displasia severa y pruebas de Papanicolau cada uno a tres años si usted ha tenido displasia leve.